Si tienes al menos una cotización obligatoria en tu AFP en el año (de enero a diciembre) puedes recibir el beneficio del APV (dependiendo del monto que cotizas al año).

Hace algunos años que las cotizaciones previsionales son obligatorias, pero puedes optar por pagarlas parcial o totalmente. Las cotizaciones incluyen montos para salud, seguro de cesantía y, por supuesto, plata para tu jubilación.

Hay excepciones y no todas las personas están obligadas a cotizar, así que revisa tu caso!

Ojo: como eres independiente, tienes que hacerlo tú en Previred mes a mes, porque no hay un empleador que cotice por ti, como en el caso de los trabajadores dependientes, o pagarlo en la declaración de renta retroactivamente. Y si cambió tu situación o no eres independiente, puedes cambiarlo acá.

¿Encontró su respuesta?