El APV está diseñado para complementar tu jubilación ahorrando por sobre lo cotizado obligatoriamente en tu AFP. Su comisión es menor porque está pensado para la pensión y, por lo tanto, para una inversión a laaargo plazo.

Como el APV es un mecanismo de ahorro adicional para tu pensión, no podemos recomendar ni promover su uso para fines que no sean previsionales.

Además, tiene algunas restricciones si rescatas el dinero antes de jubilarte y aplican otros impuestos y posibles retenciones, lo que en algunos casos pueden terminar por hacerlo menos conveniente:

  • Si retiras anticipadamente tu APV-A, además de devolver la bonificación, tendrás que pagar impuesto por las ganancias obtenidas en ese retiro.

  • Si retiras anticipadamente tu APV-B, tenemos que retener un 15% del monto total de tu rescate que se abonará al SII. La retención es para cubrir el impuesto específico que se cobra a los retiros anticipados del régimen B.

Además, hay beneficios tributarios que aplican a fondos mutuos serie A y no a APV:

  • Beneficio 57 LIR: si rescatas y tienes ganancias bajo cierto monto, no tienes que pagar impuestos. El monto máximo libre de impuestos es 30 UTM vigentes a diciembre de cada año y aplica para contribuyentes dependientes, pensionados y/o pequeños contribuyentes. Este beneficio no aplica para APV-B, dado que independiente del monto, siempre tienes que pagar el impuesto específico.
    Ojo, que este beneficio no aplica si recibiste boletas de honorarios durante el año (como por ejemplo, las que se emiten con los pagos del Programa de Referidos).

¿Encontró su respuesta?