La renta variable es un instrumento financiero cuyo valor futuro no se sabe con certeza.

Un buen ejemplo de este tipo de instrumentos son las acciones. No se sabe cuánto van a valer a futuro: ni su precio futuro ni si pagarán (o cuánto pagarán) de dividendos.

Los fondos mutuos y de inversión también se consideran renta variable, porque tampoco se conoce su valor futuro con antelación (a no ser que sea un fondo compuesto totalmente por bonos).

¿Qué es renta fija?

¿Encontró su respuesta?