Los Depósitos Convenidos (DC) son un tipo de ahorro adicional al ahorro previsional obligatorio y están pensados exclusivamente para mejorar o adelantar tu pensión.

Tienen el mismo beneficio tributario que el APV-B: se descuentan esos ahorros de tu sueldo antes de impuestos y disminuye tu carga tributaria.

Un Depósito Convenido:

  • Puede ser un monto pagado una sola vez o un monto mensual.

  • Puedes traspasar este tipo de ahorro desde otra institución.

  • Son inembargables y heredables.

A diferencia con el APV, los Depósitos Convenidos:

  • Siempre los paga el empleador a la institución que lo administrará. No puedes aportar depósitos convenidos directamente a tu cuenta.

  • No puedes retirarlos hasta pensionarte.

  • Tienen un máximo de 900 UF por año.

¿En qué casos me conviene Depósito Convenido?

Si quieres ahorrar para tu pensión un monto mayor a 50UF ($1.500.000 aprox.), por ejemplo un bono, puedes hacerlo de una sola vez como Depósito Convenido ya que no tiene tope mensual, solamente el tope de 900UF anual. Este aporte se reduce de tu base imponible.

También puede ser que en tu trabajo tengan un beneficio para mejorar tu pensión y tu empleador te aporte mensualmente depósitos convenidos en la institución que tú elijas.

Pero ojo: tienes que considerar que no puedes sacar el Depósito Convenido antes de pensionarte. En cambio, puedes rescatar tu APV cuando quieras, aunque si lo retiras antes de jubilar, tienes que devolver los beneficios tributarios obtenidos.

¿Puedo tener Depósitos Convenidos en Fintual?

Sí, aquí te explicamos cómo.


¿Encontró su respuesta?