Ya sea por desinformación o exceso de marketing, se rumorea en algunos lados que los fondos de inversión no pagan ningún impuesto.

Cuando se habla de impuestos, al tener un fondo de inversión puedes tributar por dos tipos de ingresos:

  • Los dividendos del fondo: los beneficios que se reparten a todos los partícipes del fondo a menos una vez al año.
  • La ganancia de capital: el aumento de precio que pueda tener el precio de cada cuota de un fondo de inversión al momento de vender esa cuota.

Es importante destacar que los fondos de inversión están obligados a distribuir anualmente al menos el 30% de los beneficios netos percibidos durante el ejercicio como dividendos a los aportantes . Es decir, siempre vas a recibir dividendos si al fondo de inversión le va bien, y por lo tanto, siempre vas a tributar algo en el caso de recibirlos.

¿Encontró su respuesta?