Puedes retirar tu plata cuando quieras, incluso si no has jubilado, pero sólo podrás disfrutar el beneficio que te entrega el Estado si esperas hasta jubilar.

Régimen A

Si estás en el Régimen A y no te has jubilado, tendrás que devolver el 15% que te dio el Estado.

La plata que se recibe del 15% se mantiene en una cuenta separada y toda la rentabilidad es considerada bonificación. Entonces, si sacas todo pierdes el total de la cuenta de bonificación, aunque sea más del 15%.

Régimen B

Para retiros de APV-B antes de jubilar se paga un impuesto especial. Te retendremos un 15% del retiro, que se abonará al SII para pagar este impuesto por retiros desde el régimen B.

Este 15% es una especie de prepago de ese impuesto:

Si al final tienes que pagar más, lo pagas con la declaración de renta. Si es menos, el diferencial se suma a tu devolución.

Hicimos esta planilla para que calcules el impuesto único de retiros en APV-B.

¿Encontró su respuesta?