Cuando la inflación es negativa (por debajo del 0%), es porque existe una disminución generalizada en el nivel de precios de los bienes y servicios de un país.

¿Qué pasa ahí con el valor de nuestra plata? Al contrario de la inflación, con la deflación el valor del dinero aumenta.

Ocurre porque hay más oferta que demanda por los productos o servicios, lo que genera una caída de precios. Y, aunque suene como algo atractivo (quién no querría que la plata aumente de valor?) en realidad es negativo para la economía: las empresas son menos rentables y pueden quebrar, reduciendo de forma importante la cantidad de empleos que se ofrezcan.

¿Encontró su respuesta?