Al ser una empresa tecnológica y estar online estamos expuestos como cualquier otro sitio a hackers.

Entre las medidas preventivas que tenemos están:

  1. No es posible hacer retiros de dinero hacia cuentas con un RUT distinto. Así si alguien te robara la clave y hace un retiro, el dinero sólo podrá ir a tu cuenta bancaria con tu RUT.
  2. El dinero que administramos está todo invertido y para ser hackeados, deberían entrar a nuestras distintas cuentas bancarias (ahí confiamos en la seguridad del banco) y sacar sólo la recaudación del día, porque el resto del dinero está invertido y retirarlo toma tres días hábiles. Así que tendríamos además tres días de tiempo para darnos cuenta.
  3. Tenemos un programa de recompensa de US$250,000 para que hackers éticos nos encuentren vulnerabilidades. Esto es algo que ninguna otra institución financiera está haciendo en Chile (o al menos no públicamente). Más info en: Bug Bounty Program
¿Encontró su respuesta?