Nos tardamos más o menos lo mismo en verificar un carnet de un adulto que el de un hijo/a, solo que en este caso además de revisar su identificación, también verificamos el certificado de nacimiento.

Puede existir una demora adicional en caso de que el segundo tutor legal no firme inmediatamente su aprobación para invertir en nombre del menor.

Una vez verificados el carnet, el certificado de nacimiento y aprobación del segundo titular; firmarás el contrato y la cuenta queda creada automáticamente. Ahí ya estarás listo para invertir a nombre de tu hijo/a.

¿Encontró su respuesta?