Risky Norris está compuesto por varios ETF que nuestro equipo de inversiones analizó detalladamente y luego mediante un algoritmo, se definió la mejor combinación de activos para optimizar el riesgo-retorno.

Hay algunos ETF que son parecidos (o que incluso siguen al S&P 500), pero también hay algunos que son bastante distintos.

Una muestra simple de esto, es que desde la creación de Risky Norris el 12/02/2018, hasta el cierre del 2020, el S&P 500 rentó un 41,42%, mientras que Risky Norris un 76,98%.

Y como dato, esa diferencia tampoco se explica (únicamente) por la diferencia en el tipo de cambio USD/CLP, ya que el S&P 500 en CLP habría rentado un 67,47% en el mismo período.

¿Encontró su respuesta?