Al ser una empresa tecnológica, estamos expuestos (como cualquier otro sitio) a hackers.

Por lo mismo tenemos varias medidas preventivas:

  1. Utilizamos infraestructura en la nube con proveedores confiables (Amazon, Google) y encriptamos los datos de los clientes.
  2. Tenemos un programa de recompensa de US$ 250.000 para que hackers éticos nos encuentren vulnerabilidades. Esto es algo que ninguna otra institución financiera está haciendo en Chile (o al menos no públicamente). Más info acá.
  3. Aseguramos accesos con claves seguras y doble factor de autenticación en todos los servicios que utilizamos
  4. Tenemos personal encargado exclusivamente de revisión de seguridad de la plataforma.
  5. Hacemos respaldos diarios de nuestra información y contamos con un registro auditable de cambios.
  6. No es posible hacer retiros de dinero hacia cuentas con un RUT distinto. Así, si alguien te robara la clave e hiciera un retiro, el dinero sólo podrá ir a tu cuenta bancaria.
  7. El dinero que administramos está invertido. Para ser hackeados, deberían entrar a nuestras distintas cuentas bancarias (ahí confiamos en la seguridad del banco) y sacar sólo la recaudación del día, porque el resto del dinero está invertido. Como retirarlo toma tres días hábiles, tendríamos trés días para darnos cuenta.

¿Encontró su respuesta?